Select Page

¿REALMENTE SABES QUE ES EL AMOR PROPIO?

mujer-buscando-su-crecimeinto-personal

Andrea Duque

SIGUEME EN MIS REDES SOCIALES

Si quieres saber qué es realmente el amor propio y cómo puedes volverlo una realidad en tu vida, sigue leyendo porque este post es para ti.

Hay mucha información sobre autoestima y amor propio, pero no hay definiciones precisas de estos términos y si las hay se ven tan lejanas que no sabes cómo integrarlas en tu vida. 

Que no es el amor propio…

Contrario a lo que muchos piensan el amor propio no es solo autoestima, no es decirte todos los días que estas linda ni ir al gimnasio, tampoco darte regalos cada mes e invitarte a comer, meditar o hacer yoga… no, no lo es. Por favor, no me malentiendas, estas cosas son importantes y las personas que se aman profundamente lo hacen, pero no es solo eso; el amor propio es mucho más y trasciende cualquier acción externa, porque surge de un estado interior, de un trabajo profundo y consciente en el fuero interno de cada uno. 

Amor propio MÁS QUE  autoestima y decirte todos los días que estas linda es:

El amor es un estado de consciencia y reconocimiento de tus luces y sombras, de tus potenciales y por encima de todo, es el reconocimiento de que más que un cuerpo o una mente eres un Alma, un espíritu inmortal y poderoso, un aspecto de la divinidad que se está expresando a sí misma en este plano material. El amor, hacia ti mismo o hacia otro ser implica conocimiento (no puedes amar lo que no conoces o sí? )

Así que un aspecto muy importante del amor propio es la auto conciencia o el auto conocimiento.

Un aspecto esencial del amor propio es la valoración hacia tus potencialidades, tus logros, tus decisiones, tu cuerpo… todo; a través del amor propio te admiras por lo que has vivido y por tanto reconoces tu valor conectándote con el merecimiento. Esto le resulta muy difícil a la mayoría de las personas porque crecimos creyendo que somos imperfectos e insuficientes y en el proceso aprendemos a rechazarnos para agradar a otros con la idea de que tenemos que hacer mil cosas para conseguir la aceptación y la validación de otras personas, sin saber que esto debe nacer de nosotros mismos. 

El amor propio es consciencia, aceptación, reconocimiento y, lo más importante, admiración. 

Es cierto que no somos perfectos y amar esa imperfección, lo cual es difícil porque no nos criamos en una cultura que valore la diferencia o el “error”, y si el amor implica ser auto conscientes pues inevitablemente tendremos que reconocer nuestras dificultades, falencias y errores, y ojo, nuestras culpas. Todo ese remordimiento que hemos ido acumulado nos aleja de admirarnos y reconocernos poderosos, que hace del amor propio una mera utopía. 

El amor es consciencia y reconocimiento de tu potencial como expresión de la divinidad, es aceptación de tus potenciales y limitación, y es admiración a ti misma por lo que has vivido y lo que puedes llegar a ser. 

Otro aspecto esencial del amor es la libertad, puede sonar a frase cliché pero, no hay amor sin libertad y esto quiere decir que cuando tu te amas te permites vivir las experiencias que sean necesarias para tu evolución así estas sean a los ojos externos un error, te permites sentir sin juzgar tus emociones y te das la libertad de actuar según tus deseos y emociones, y no como un acto de impulsividad sino de fidelidad contigo misma, porque no te impones el deber ser social o de otros sino que eres libre de pensar, hablar, sentir y actuar según tus propios preceptos.

Y si, tienes razón, el amor propio sigue siendo más que eso, por supuesto; es perdón, es paciencia, es confianza en tu fuerza y poder, porque a la final el amor lo es todo, pero por algo hay que empezar.

Así pues, hoy te invito a que veas el amor propio como ese sentimiento maternal y puro que puedes ir desarrollando hacia ti mismo, paso a paso, sin afán, pero sin tiempo que perder, porque incluso una madre requiere de nueve meses para reconocer que será madre y desarrollar amor hacia él.

 

No te agobies si te suena difícil todo esto, tener amor propio es todo un proceso en el cual reconstruyes la relación contigo mismo donde sanas y nutres tu ser, no se da de un día para otro y por eso te invito a que seas paciente y compasiva contigo misma porque poco a poco veras como ese amor se va volviendo sólido y fuerte. Piensa en este proceso como si de una relación de pareja se tratara, todo empieza por un deseo de compartir y con el tiempo y el conocimiento mutuo.

Quizás también te interese leer…

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿QUÉ HACER PARA TENER MÁS AMOR PROPIO? - Bitacora de amor - […] Antes de empezar asegúrate de saber que es el amor propio, para ello te invito a que leas mi…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *